Estás en: Home Apalancamiento financiero: qué es, ventajas, inconvenientes y cómo se calcula

Apalancamiento financiero: qué es, ventajas, inconvenientes y cómo se calcula

13.12.2021

Descubre todos los detalles sobre el apalancamiento financiero, un término tan utilizado en las finanzas como desconocido.

El apalancamiento financiero es un término muy utilizado en el argot financiero. Pero, ¿qué es realmente el apalancamiento financiero? Descubre en qué consiste en el siguiente artículo de Afi Escuela de Finanzas.

 

¿Qué es el apalancamiento financiero?

El apalancamiento financiero es la utilización de deuda para financiar una operación. Es decir, se trata de utilizar un crédito y fondos propios para realizar una operación que requiere capital.

Por tanto, el apalancamiento financiero es una técnica que se utiliza cuando se quiere realizar una operación financiera y no se dispone del capital necesario para abordar dicha maniobra. De este modo, se utilizan fondos propios y un crédito para llevar a cabo dicha acción.

La definición más común sobre el apalancamiento financiero es la "proporción entre el capital y el crédito". Es decir, se trata de la diferencia entre la aportación de capital propio y aquella que tiene como origen el crédito prestado por una entidad bancaria.

Máster en finanzas Afi escuela

Si bien es cierto que apalancamiento financiero es una técnica que ofrece alternativas para realizar inversiones que con el capital propio no se podrían realizar.

Hay que tener en cuenta que, como toda inversión o solicitud de crédito, esta operación financiera conlleva unos riesgos que a los que hay que atenerse.

Ventajas e inconvenientes del apalancamiento financiero

Para comprender mejor el funcionamiento del apalancamiento financiero, así como sus ventajas e inconvenientes realizaremos dos ejemplos de operaciones financieras. En una de ellas sin apalancamiento financiero, mientras que en otra sí se realizará esta técnica.

  1. En el primer caso realizaremos una operación en la que invertimos 100.000 euros en acciones con fondos propios. Si al cabo de un año las acciones valen 150.000 y las vendemos, habremos obtenido una rentabilidad del 50%.

  2. En este segundo caso, realizamos la misma operación. Aunque, esta vez, hacemos uso del apalancamiento financiero. Por tanto, utilizaremos 20.000 euros de fondos propios. El resto del capital para alcanzar los 100.000 euros, lo solicitaremos como un crédito a una o varias entidades bancarias. En este caso, imaginemos que las entidades bancarias nos prestan 80.000 euros a un tipo de interés del 10% anual.
    Imaginemos que el resultado es el mismo que en el primer caso y las acciones, tras un año, valen 150.000 euros y las vendemos. ¿Cuánto dinero hemos ganado en esta ocasión? Primero debemos pagar los 8.000 euros correspondientes a los intereses. Posteriormente debemos devolver los 80.000 que nos prestó la entidad bancaria. Por tanto, si a 150.000 euros le restamos los 88.000 euros y los 20.000 de nuestro capital inicial, el resultado son 42.000 euros. Por tanto, podemos decir que la rentabilidad se ha multiplicado con respecto a nuestra inversión inicial.

El apalancamiento financiero también ofrece riesgos. Pues, imaginemos otro escenario en el que al cabo de un año las acciones que hemos comprado no valen 150.000 euros, sino que ahora tienen un valor de 90.000 euros. En el caso de que hayamos comprado las acciones con capital propio se habrá perdido 10.000 euros (el 10% de nuestro capital). Por otra parte, si hemos realizado la adquisición con apalancamiento debemos tener en cuenta que habrá que devolverle 88.000 euros al banco de los 80.000 que nos cedió para comprar las acciones. Por lo tanto, habremos perdido el 90% de nuestro capital inicial, ya que solo dispondremos de 2.000 euros.

 

Máster en Finanzas Online

Así pues, se puede decir que el apalancamiento financiero ofrece como ventaja la posibilidad de realizar inversiones que únicamente con nuestro capital no podríamos llevar a cabo. Pero, de igual modo, ofrece riesgos ya que las pérdidas también son mayores.

¿Cómo se calcula el apalancamiento financiero?

Para calcular el apalancamiento financiero se debe dividir 1 entre el valor de la inversión total, sobre el capital propio utilizado en la inversión. Representado en forma de fórmula matemática sería: Apalancamiento financiero = 1: (Valor de la inversión/Recursos propios invertidos).

En este caso, utilizando el ejemplo anterior, se puede calcular realizando la siguiente división: 100.000/20.000. Por lo tanto, el apalancamiento financiero del ejemplo puesto sería de 1:5. Es decir, por cada euro de capital propio invertido, el banco puso 5.